Cómo dar con el target comercial ideal para una campaña de publicidad

feb 24, 2017
Community Manager

Podemos tener las mejores herramientas de marketing, vender los mejores productos, ofrecer los mejores servicios o contar con un equipo de profesionales eficientes, pero si no somos capaces de definir el target social al que dirigiremos nuestra campaña de publicidad, ¿para que servirán todos nuestros esfuerzos?

¡No se puede empezar la casa por el tejado! ¿Cómo vamos a lanzar un producto al mercado a la locura? ¿Qué tiene nuestro producto que no tenga otro de los cientos de artículos similares que existen en el mercado para que consuman el nuestro? ¿En qué nos hemos basado para definir las características de nuestro nuevo servicio? Es una irresponsabilidad del empresario dar el paso sin ni siquiera tener definida una estrategia de marketing eficaz, capaz de orientarle sobre el camino que su campaña de publicidad debería seguir.

La Inteligencia de Mercado se convierte en el mejor aliado de los pequeños empresarios que, con miedo, buscan adentrarse en un mundo de fieras dispuestas a eliminar la competencia de un simple bocado. Debemos aportar frescura e innovación, pero sin descuidar nunca el denominador común que define tanto a nuestro producto, como a nuestro sector y a nuestra empresa. Muchos emprendedores consideran que basta con contratar a una buena empresa de publicidad para que puedan confeccionarnos una campaña de publicidad idónea para introducir y vender nuestro producto. ¡Error! Quizás esta compañía fuese capaz de elaborarnos una estrategia publicitaria perfecta desde el punto de vista técnico, pero esa campaña publicitaria será plana y vacía de contenido, pues si se desconoce el rumbo que debería tomar, a quién deberá dirigirse y el estilo que la definirá, ¿qué estamos haciendo entonces?

Estudiar, estudiar y estudiar. Echarle horas y dejarnos la piel y nuestro dinero en invertir en un eficiente estudio de mercado será la solución idónea para que nuestros esfuerzos no resultasen en vano. ¿Cómo sabemos a qué público debemos dirigir nuestra campaña de publicidad? Partimos del público objetivo, y dentro de éste, deberemos saber diferenciar al sector social específico en el que centraremos nuestro trabajo. Solo obteniendo más y más información lograremos que nuestra campaña publicitaria, y por consiguiente nuestra marca y el producto lanzado, fuesen todo un éxito.

El primer eslabón en la configuración de una campaña publicitaria deberá ser definir el perfil demográfico de nuestro cliente. En este sentido, sería necesario conocer el sexo, la edad y la ubicación geográfica de la persona a la que nos dirigimos. Una vez conozcamos estos datos, sería necesario definir el perfil sociocultural del cliente, es decir, su nivel económico, educativo (idiomas y formación) y sociocultural (valores y costumbres). El siguiente paso sería definir el perfil digital de nuestro cliente: ¿Qué redes sociales utiliza? ¿En cuáles es más activo? ¿Qué palabras clave suele buscar? ¿Con qué frecuencia navega por Internet? Si somos capaces de encontrar respuesta a esta batería de preguntas lograremos desarrollar una campaña publicitaria online efectiva, así como mejorar el posicionamiento SEO de nuestra empresa con respecto a los índices de búsqueda del cliente.

Todas las empresas no se dirigen al mismo sector, por lo que además de las encuestas, estadísticas y consultas a pie de calle, sería necesario estudiar el perfil social de las personas que acceden a nuestra página web o a nuestra tienda online en caso de que se tratase de una empresa especializada en el e-commerce. Hoy en día, las campañas de publicidad se sirven bastante de las nuevas herramientas como Twitter, Google Analytics, Facebook, etc.

No cabe duda que para confeccionar una buena campaña publicitaria será también necesario estudiar a la competencia: cómo está vendiendo sus productos y cuál es su target social. A raíz de lo que hace el otro podremos extraer nuestras propias conclusiones y aportar a la clientela aquello que las otras empresas no aportan. Los nuevos recursos que se ponen al alcance de las empresas nos facilitan muchísimo la labor definir nuestro target social, sin necesidad de realizar grandes esfuerzos. No obstante, habrá que confiar en una empresa especializada para que nuestro tiempo y dinero estuviesen bien invertidos antes de lanzar a la aventura una nueva campaña publicitaria.

No obstante, de nada servirá investigar y definir nuestro target social si no conocemos lo suficiente nuestro producto y si no detectamos sus puntos fuertes y débiles frente a la competencia del mercado. En resumen, si queremos que nuestra campaña publicitaria triunfe, tendremos que conocer a nuestro target social, ahorrando tiempo y dinero y unificando todos nuestros esfuerzos en los intereses de la clientela.

 

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − 1 =